martes, 4 de septiembre de 2012

Memoria Histórica. Hoy es el día del desaparecido

Comunicado de la ARMH con motivo del día del desaparecido

Publicado el 04 septiembre 2012 por Mariatorres
Comunicado de la ARMH con motivo del día del desaparecido.
Desde la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica queremos recordar que hoy se conmemora el Día Internacional de la Víctimas de las Desapariciones Forzadas. Es esta una fecha reconocida por la Asamblea General de Naciones Unidas. La desaparición forzada es el delito más grave que existe en el Derecho Penal. Se trata de una detención ilegal, acompañada de torturas físicas y psicológicas y posteriormente de un asesinato tras el que se oculta el cadáver. Nada peor se le puede hacer a una persona. Por esa razón, se trata de un delito permanente, porque el secuestro del cadáver se sigue cometiendo hasta la confesión de los autores del delito o hasta los restos sean encontrados con evidencias que permitan la identificación. Eso quiere decir que hoy, en este Día Internacional de los Desaparecidos, están volviendo a desaparecer decenas de miles de ciudadanos y ciudadanas en nuestro país. El 23 de diciembre de 2010 entró en vigor la Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas. Una legislación internacional que obliga a los Estados firmantes, como el español, a buscar a los desaparecidos. En el último Consejo de Ministros nuestro Gobierno realizó una declaración con motivo de este día en la que aseguraba: “que el Gobierno de España sigue trabajando en todos los ámbitos en la prevención y la lucha contra las desapariciones forzadas”. Nada más lejos de la realidad; la situación de los 113.000 hombres y mujeres que fueron asesinados y arrojados a fosas comunes no ha encontrado un Gobierno que asuma sus responsabilidades, que los busque, los identifique y que repare a sus familias. No podemos vivir en un país que según Amnistía Internacional es el segundo del mundo de número de desaparecidos y en el que las familias, como ayuda de asociaciones y algunas aportaciones públicas, tienen que buscarse la vida para obtener una autorreparación. DENUNCIAMOS la prevaricación generalizada, salvo mínimas excepciones, del poder judicial español; desde la Fiscalía General del Estado hasta el Consejo General del Poder Judicial, pasando por los numerosos jueces que no investigan las fosas que se denuncian desde las asociaciones. Se está aplicando en la jurisdicción española una ley de hierro que sostiene la impunidad de las violaciones de derechos humanos de la dictadura. Se trata además de un maltrato a los familiares de los desaparecidos a los que se culpabiliza por haber sufrido ese gravísimo delito e incluso se les obliga a sostener con sus impuestos la tumba del dictador. DENUNCIAMOS la ignorancia en la que se educa a la ciudadanía escondiéndose de los libros de texto lo que les hicieron a esos hombres y mujeres y las razones por las que, tras crear la primera democracia de la historia de España, fueron perseguidos y asesinados. DENUNCIAMOS el doble discurso con respecto a las víctimas de diferentes violencias o quienes en estas tierras dicen, como para quitarle peso a los delitos, que ocurrieron dentro de una guerra cuando aquí sólo hubo un ejército de ocupación que asesinó a decenas de bercianos y bercianas que carecen del reconocimiento público que debe darles una democracia. AFIRMAMOS nuestro compromiso en la lucha contra la impunidad, contra el silencio, contra el miedo, contra el manto de olvido que se ha tratado de extender sobre estos crímenes y sus consecuencias. Y en ese sentido la semana que viene exhumaremos los restos de 30 personas en otro escenario del horror, como son los montes de localidad leonesa de Estébanez de la Calzada. Así seguiremos trabajando por los derechos de las víctimas y de sus familias y cumpliendo un deber que las leyes hacen recaer en el Estado que desde la muerte del dictador Francisco Franco ha omitido sus deberes.
Muchas Gracias. Asociación para la Repuración de la Memoria Histórica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario